miércoles, diciembre 11, 2013

Alaindelón

María estaba de pie junto a la estatua de la Plaza Nueva, esperando a “Alaindelón”, su ligue de internet. Llevaba el vestido rojo con pamela que había prometido, y buscaba entre los transeúntes a un apuesto galán vestido de gris y con una flor en la solapa.
–¿Damarroja? –la asustó una voz a su espalda.
María se giró para contemplar a un inmenso hombre atrapado en un estrechísimo traje gris. De su solapa pendía, cabizbajo y reseco, un clavel rojo.
–¿Alaindelón? –dijo María más asustada que sorprendida.
–Llámame Agustín, o Tino –respondió el hombre acercándose para darle un beso.
–Ah, sí…yo me llamo María –dijo ella ofreciéndole la mano.
Tras un breve monólogo de Tino acerca de adonde podrían ir, se encaminaron hacia un horno situado justo frente a la Catedral. María estaba avergonzada, no sabía qué hacer. Ella había quedado con “Alaindelón”, el seductor, el simpático, el inteligente, y no con Tino, el enorme, el sudoroso, el de la cabeza de patata monda.
La cita terminó al poco de haber pedido las dos primeras cervezas, porque María recibió una extraña llamada que la obligaba a marcharse corriendo a un lugar adonde Tino no podía acompañarla.

Esa misma noche, María cambió de seudónimo, de foro de encuentros y de firma, que de “Lo importante es lo de dentro” pasó a ser “Todo importa”.

4 comentarios:

  1. estupendo, me ha hecho mucha gracia, un buen palo a todos los "alaindelons" de pacotilla que circulan por la web. te dejo la URL de mi blog por si quieres devolverme la visita, es http://alejandrovargassanchez.blogspot.com también te podrás reír un poco con mis manías. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad es una crítica a Damarroja, de esas personas que van diciendo por ahí que lo importante es la persona y no el físico y luego, a la hora de la verdad...

      Eliminar
  2. Muy bueno, real como la vida misma (¡todo importa!).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, la vida tiene estos detalles a veces, da que pensar... y también hace reír de vez en cuando, jeje. Gracias por pasarte.

      Eliminar

Exportar para leer en tu ebook

En BLOXP puedes exportar este blog, o parte del él, para leerlo desde tu ebook. Sólo necesitas esta dirección de RSS:

Contador de visitas

Imagen by Mateu

Visita Mi Web

La Consulta del Doctor Perring

Para enfermos de aburrimiento alérgicos a la pasta de celulosa, para exiliados de bibliotecas con tiempo pero sin estantes, para marineros de la red con tendencia a hacer parada y fonda en tabernas de relatos, para viajeros de sillón y amantes de la aventura estática, para todos ellos y para ti mismo se abre esta consulta, la del doctor Perring, enhebrador de palabras, zurcidor de conceptos y trazador de historias.


Tratamiento único y definitivo: tú pones los segundos;el que suscribe pone las letras.

laBlogoteca

Entra en LaBlogoteca a valorar este blog

Licencia de textos

Licencia de Creative Commons
Los relatos que aparecen en este blog pertenecen a Manuel Mije y tienen Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

El titular

Mi foto
Tú pones los segundos, yo pongo las letras...

Pacientes crónicos

Otras Consultas

Liebster Award

Mi facultad

Sevilla Escribe

Sevilla Escribe
Colectivo literario